Monday, May 25, 2015

Fernando Lobaina Quiala, nos habla sobre su libro El calzado se sepulta los domingos

Fernando Lobaina Quiala


Por Pedro Pablo Pérez Santiesteban

Recientemente entró a nuestra casa editorial, un interesante libro de narrativa en el género de Cuento, cuyo título es El calzado se sepulta los domingos, del escritor cubano Fernando Lobaina Quiala, quien radica en Canadá. Hasta allá llegamos y tocamos a sus puertas de manera virtual, para conocer un poco más sobre su autor y acerca de este nuevo libro que ya está a la venta en:


Abordamos a Fernando con nuestra primera pregunta:

Cómo y cuándo comienzas a escribir.

Siempre me gustó mucho leer y escribir. Mis primeros intentos fueron con novelas policíacas cuando era muy joven, fueron intentos difíciles pero gratificantes; luego llegaron los poemas, más tarde los libretos humorísticos pero nada de eso fue lo suficientemente serio, sólo intentos esporádicos. No fue hasta que decidí salir de Cuba, por el año 2000, cuando comienzo a escribí de forma regular. Aquello fue un proceso muy largo, difícil, complejo; lleno de emociones, dudas, miedo… En medio de ese convulso proceso nacieron los primeros cuentos. Desde entonces no he dejado de escribir, y creo que ya no puedo dejar de hacerlo; es un complemento muy gratificante; la literatura no me da el pan, pero sí una satisfacción espiritual insustituible. Escribí en Cuba durante los últimos años que viví allá, lo hice mientras estuve en México y lo sigo haciendo ahora en Canadá. 

Qué podemos encontrar en El calzado se sepulta los domingos.

Es una colección de relatos, dividida en dos partes. La primera se titula Cuentos Sencillos y contiene 27 relatos, algunos breves; otros muy breves. Es un sencillo tributo a ese gran cubano, sin dudas el más grande, el más universal; el im-prescindible José Martí. La segunda parte es una colección de 11 relatos, también breves; dedicado a Cuba y a mi familia. Se titula Grandes historias y seres in-trascendentes.

En cada relato van a encontrar una historia singular, propia. Algunas llegan hasta el absurdo, otras con un toque de humor; también las hay muy tristes. Por lo general el lenguaje utilizado es sencillo y directo, aunque en algunos relatos se utilizan imágenes y símbolos. Los temas de las historias son diversos y universales que se entremezclan con los sueños, la muerte, el amor, el tiempo, el futuro…

Son relatos breves porque gusta la brevedad, me apasiona. Por eso me inquieto cuando trato de contar una historia y se estira más allá de cuatro o cinco cuartillas. Son relatos breves que se pueden leer de un tirón en la parada del autobús, durante un viaje en el metro, en un receso en el trabajo o en la escuela, tomándose un café, en fin se pueden disfrutar en cualquier parte. Esta es mi propuesta y espero la disfruten.

Cuál de los cuentos de este libro tiene un significado especial para ti.

En este libro hay varios cuentos con significados especiales. Por ejemplo el cuento La flecha es una la historia que se la debo a mi hijo, a una pregunta que me hizo cuando tenía cuatro años y me conmovió tanto que aquello quedó dando vuelta en mí hasta que con el tiempo nació ese cuento. Otro que me impacta es Reconciliación familiar. Una dolorosa historia que tiene que ver con la reconciliación de las familias, pero no con la reconciliación positiva: aquella que ocurre fuera del país de origen. Yo me refiero a la otra reconciliación, la dolorosa, a la inversa. Hay muchos cuentos en este libro que de una u otra forma me tocan muy de cerca.

Hay algún escritor en particular que consideras que haya influido en tu narrativa.

No puedo asegurar cuáles autores han influido más mi narrativa, he leído mucho en las diferentes etapas de mi vida, incluyendo literatura científica y profesional, pues estudié ingeniería y profesionalmente me he dedicado a ella. Trabajé en universidades de Cuba y México, y siempre he tratado de estar actualizado profesionalmente porque el ambiente es muy compe-titivo, principalmente aquí en Canadá. Pero siempre hago tiempo para leer y escribir aunque no siempre dispongo del tiempo que desearía

He leído muchos autores, de todas las latitudes, pero hay algunos que me apasionan entre estos están Horacio Quiroga, Augusto Monterroso, Gabriel García Márquez, Ernest Hemingway, Juan Rulfo, Julio Cortázar, Abelardo Castillo, Jorge Luis Borges. De los autores cubanos están José Martí, Alejo Carpentier, Virgilio Piñera, Ana Lidia Vega Serova, Amir Valle, Reinaldo Montero, Ángel Santiesteban, Félix Luis Viera.

Hay algunos autores,  libros y cuentos que me gustan releerlos, a veces más de lo necesario, pero no puedo evitar disfrutarlos una y otra vez.

Piensas incursionar también en la poesía.

Me gusta la poesía, en encanta. Admiro la poesía como forma de decir. Es una forma de expresión muy seria por eso la respeto mucho. He escrito algunos poemas. A veces me he puesto a escribir un cuento y ha salido un poema, pero eso no ocurre muy a menudo. Ojala que algún día logre reunir material con suficiente valor poético y literario que merezca ser publicado. Los relatos se me dan con más facilidad, brotan; es la forma natural con que afloran las historias. En algunos de mis cuentos hay un poco de poesía. En unos más que en otros pero te repito no me fuerzo a escribir poesía, eso es muy peligroso, pero a veces, sin proponérmelo, salen algún que otro poema. El tiempo, ese gran sabio, dirá.

Qué hay pendiente en el tintero como próximo libro.

Estoy terminando un libro de relatos. El proyecto está bien avanzado y debe estar listo para finales de este año. Hay algunos cuentos con temas universales, otros muy específicos como uno que se titula “Orgullo de Isla”: una breve historia de una isla que se parece un tanto a la nuestra. El libro contiene relatos frescos, satíricos, con un toque de humor. Otros reales y dolorosos. Utilizo la misma forma de narrar que en este libro que recién se publica. Si a alguien le gusta éste, entonces le recomiendo el siguiente pues será de su agrado.

Qué es Cuba para ti.

Cuba es esencia, permanencia, recurrencia. Soy de Guantánamo, de un barrio hechizado, de los alrededores del hospital de la cuidad, hoy hospital infantil. Haber crecido allí fue un privilegio. Muchas de las cosas que cuento salen de allí. Cuando me falta el nombre para un personaje lo busco en aquel ambiente. Muchas de las historias, muchos personajes, de una forma u otra están conectados con la fantasía de mi niñez en aquel barrio pobre y milagroso. Pero un día salí de Guantánamo: fui al servicio militar, después a la universidad y ya no regresé. Luego tuve que salir de Cuba. Me gustaría retornar y que mis restos reposaran en Cuba, en Guantánamo. Ojalá así sea.

Ojalá tus deseos se cumplan, pero para eso estimado Fernando, aún queda mucho camino por andar y “muchos cuentos” por contar. Te deseo el mayor éxito con este libro que hoy sale a la venta y del cual la periodista y escritora Margarita Polo dijo:

[…] En sus narraciones se refleja la máxima de Edgar Allan Poe: «Todo lo que vemos no es sino un sueño dentro de un sueño», incluso lo detalla con uno de sus protagonistas nombrado Jesús… «era un hombre tan adicto a los sueños que no necesitaba cerrar los ojos para invocarlos. De pequeño sus noches estuvieron plagadas de pesadillas, y desarrolló la rara costumbre para que los malos sueños no lo sorprendieran... Una tranquila madrugada, la caída de un muro en el lejano Berlín fue tan atronadora que lo despertó, y del sueño parecía brotar polvo que el sintió como arenilla en sus ojos abiertos…».
 
 

 A la venta en:


 

No comments:

Post a Comment