Sunday, September 21, 2014

Noche de ángeles…


Por Pedro Pablo Pérez Santiesteban

Ángeles, fue lo que hubo en grandes cantidades esta noche en The Place, conocido centro nocturno de la ciudad de Miami. Allí se reunieron muchas personas y reconocidas figuras del mundo del arte, para homenajear el milagro de la vida de Sandra, quien padece la enfermedad del Síndrome de RETT, y que recientemente cumplió pese a todo pronóstico sus 34 años de vida. Cada uno de los presentes se convirtió sin proponérselo, en ángeles de luces por una buena causa.
 

Y es que Deborah Luna y Anthony Fernández, «El ángel trovador», junto a otras personas de grandes corazones, se unieron para organizar este evento que hoy llenó a tope las salas de The Place, abriendo el escenario a un desfile de grandes voces que arrancaron los aplausos de todos los presentes. En un ambiente donde el amor se posesionó sobre el mágico ambiente de la noche, hicieron que las emociones ocuparan lugar de lujo en cada uno de nosotros.
 

Un conmovedor momento de la noche, fue cuando Xiomara Pages, abrazó a su hijo y hermano de Sandra, cuando él terminó la lectura de algo que escribió a su hermana, producto de las emociones vividas durante el desarrollo de la noche. Otro enternecedor instante, fue cuando también la señora Xiomara Pages, madre de Sandrita, contó la historia de Rosa María Nápoles Ocampo, otra madre cubana, que tuvo una niña también con el nombre de Sandra y con el padecimiento de la misma enfermedad, y a quien conocía hacía 18 años a través de correspondencia, ya que Rosa María vive en Cuba, sin embargo, otra vez los ángeles permitieron este encuentro, justo el día de este homenaje al onomástico de Sandrita, ya que la señora Rosa María visita la ciudad de Miami, lográndose que de alguna forma fuera también un homenaje a la Sandrita cubana, quien solo pudo sobrevivir a esta enfermedad por 23 años.
 

De destacar fue la calidad vocal de todos los artistas que ofrecieron sus voces a través de hermosas canciones, que en un amplio abanico hizo un recorrido por la música cubana y universal.

Una vez más se confirma, que cuando la intención es buena, se unen los corazones en un solo latido, y entonces las alas de los ángeles se mueven con la ternura, que provoca el abrazo a las buenas causas.
 

1 comment:

  1. Gracias mi querido amigo por esta reseña...en verdad fue una noche mágica, llena de música, emociones, y sobre todo amor y bendiciones...Los ángeles estaban presentes...estoy aún emocionada....Bendiciones...Xio

    ReplyDelete