Saturday, October 12, 2013

«El discreto encanto» de conversar con un poeta. Entrevista con Arístides Vega Chapú

Arístides Vega Chapú


Por Pedro Pablo Pérez Santiesteban

No siempre el tiempo está de nuestro lado, y podemos usarlo a nuestro antojo para departir una conversación con un buen poeta y escritor, que además, recientemente obtuvo el Tercer Lugar en el Concurso Internacional de Poesía El mundo lleva alas. M e refiero al poeta y escritor cubano Arístides Vega Chapú, a quien tuve el gusto de conocer hace apenas unos meses cuando nos visitó en Miami, con la finalidad de presentar su poemario Sagradas pasiones.

Arístides es de esas personas que de inmediato se gana la simpatía de su interlocutor, pienso que eso se debe a su transparencia a la hora de hablar, de no buscar una pose o una palabra; todo lo contrario, se muestra espontáneo y elocuente, y deja que su voz y sus palabras lleguen frescas como agua de río que no encuentra piedras en el camino. Puedo constatar lo anterior, porque tuve la oportunidad de entrevistarlo durante esa visita a Miami, para el programa de radio online: «Cucha ven pa’ca y pon oreja»; durante esa entrevista el poeta marcó su presencia con un alto rating de audiencia.

Hoy, cuando solo han pasado algunos meses de aquella entrevista, vuelvo de nuevo a contactar con el laureado escritor, para que nos cuente sobre este nuevo poemario: El discreto encanto de los oficios, que sale a la venta bajo el sello de Publicaciones Entre Líneas, de la casa editorial Voces de Hoy. En esta oportunidad nuestro encuentro se hace a través de la línea telefónica, y después de un segundo intento, pude escuchar la voz de Arístides. Esa breve conversación es la que a continuación transcribo para ustedes:

¿Qué consideras que ha cambiado en tu forma de expresión poética con este nuevo poemario, o acaso encontramos en él tu estilo acostumbrado de decir la poesía?

Yo creo que los poetas escribimos un solo poema en la vida. Y durante ella mantenemos las mismas obsesiones, los mismos temas, que solo varían porque al paso de los años nos vamos colocando en ángulos diferentes y observamos un fenómeno, paisaje, una situación desde vistas diferentes que luego testimoniamos. Pero al final lo hacemos desde un mismo estilo, desde un mismo aliento. Lo que te quiero responder es que en este poemario sigo reiterando mis obsesiones, preguntándome las mismas dudas que tenía hace muchos años atrás, creído que el amor todo lo puede, como el primer texto que escribí hace ya más de treinta años.

¿Con cuál de los oficios que están en estos poemas te sientes más identificado?

Admiro mucho a las personas que llegan a dominar un oficio, sea cual sea y lo sepan ejercer con distinción, con orgullo y prestancia. De alguna manera he ejercido muchos de los oficios que aparecen en este poemario. He levantado casas, he inventado muebles, he sido cabeza de familia. Es este último oficio el que más disfruto. El haber fundado una familia que puedo sentarla alrededor de una mesa al menos una vez a la semana y compartir abundancias y penurias, sucesos buenos o malos, pero todos juntos, es de los placeres más grandes que la vida me ha premiado.

¿Qué significa para ti este tercer lugar en el Concurso Internacional de Poesía El mundo lleva alas?

Más que nada participé en el concurso para dar a conocer mis poemas a personas que nunca me han leído. Encontrar nuevos lectores es una de mis obsesiones, porque escribo para ser leído y estos son tiempos de escasos lectores. Por eso agradezco mucho este tipo de concursos en que nos juntamos poetas de generaciones y experiencias tan diferentes.

Cinco de los poemas que están en este poemario participaron en el concurso, y de ellos, recibió el premio el poema «El carpintero». ¿Es también para ti el poema ganador?

Sería muy arrogante si te dijera que no. Prefiero otros encuentren sus preferencias en lo que escribo. Y respeto y acato siempre las decisiones de un jurado, que por cierto es de los oficios que he ejercido que menos me gustan. Yo tengo mucho sentido de pertenencia con lo que hago y me sería muy difícil escoger un texto entre un conjunto de poemas míos, por lo que agradezco otros lo hagan por mí.

Como dije al principio de esta entrevista, el tiempo me obligaba a dar por terminada esta conversación que hubiera querido extender un poco más, pero aguardo la esperanza de que Arístides vuelva a visitarnos, y entonces poder conversar con él por mucho más tiempo y darles a conocer a ustedes esa nueva conversación a través de las cámaras de nuestro programa: «Mundo editorial», que sale cada martes por nuestros canales de youtube.com, y que usted puede disfrutar mediante nuestro blog: www.mundoeditorialtv.blogspot.com. No obstante al poco tiempo, no podía despedirme de mi entrevistado sin antes conocer de su quehacer actual.

¿Qué estás escribiendo en estos momentos, y qué planes hay para el futuro?

Acabo de terminar una antología de poetas cubanos residentes en Miami que se quiere presentar para la edición próxima de la Feria Internacional del Libro de La Habana. Y ahora reviso una nueva novela que lleva por nombre «Hombre que silba». El proceso de revisión es para mí desgastador. Precisa de tiempo y paciencia. Si escribir me otorga un placer enorme, revisar me consume muchas energías, en todos los sentidos. Pero uno tiene la responsabilidad de trabajar sus textos de la mejor manera que pueda y por tanto este proceso es necesario y lo asumo con responsabilidad. Junto a esto he escrito varios poemas referidos a mi viaje a los Estados Unidos que juntaré bajo el título de «Las otras ciudades» y trabajo con la editorial Atmósfera Literaria la publicación de una novela que lleva por título «A la may love», que es estribillo de un reguetón que estuvo hace unos meses atrás de moda y la manera que tienen algunos jóvenes cubanos de decir que no les interesa determinado asunto. Como verás mis planes presente y futuros tienen que ver con trabajar. Es mi manera de  aliviarme, esperanzarme, alegrarme y validarme como el hombre bueno que creo ser.

Para todos los interesados en adquirir este nuevo poemario de Arístides Vega Chapú,  El discreto encanto de los oficios, solo debe seguir el siguiente link:







No comments:

Post a Comment