Friday, September 7, 2012

Entrevista a Newton Briones


Entrevista promocional a Newton Briones Montoto, autor de Cuba: La Habana y los cubanos.


Por Mercedes Eleine González

Mercedes Eleine González (MEG): Es usted autor de uno de los libros más completos sobre el inicio y consolidación de la nación cubana, imagino le llevó un buen tiempo hacer un previo estudio del tema. ¿Podría hablarme al respecto?

Newton Briones Montoto (NBM): Empleé cinco años en hacerlo, en recopilar la información y escribir. ¿Es mucho tiempo o poco?, no lo sé, todo depende de cómo se vea. Lo importante no es el tiempo sino que los lectores aprendan y tomen conciencia del problema de cómo somos los cubanos, sus características a favor y en contra. Si lo conseguí, entonces valió la pena utilizar el tiempo en algo útil. Si resultara importante podríamos hacer comparaciones. Sí, el Capitolio se hizo en dos años y la Carretera Central en tiempo parecido, entonces, ante obras tan monumentales comparadas con el libro, tomó demasiado. Si logré hacer comprender la importancia de la cultura cubana entonces valió la pena.


MEG: ¿Por qué selecciónó publicar este libro en una editorial de Miami?

NBW: En realidad intervino un factor sentimental a favor de la decisión. Mi hijo, quien vive en Miami desde hace años, tenía la impresión de que yo no era un autor conocido en el exterior. En Cuba había publicado cinco libros pero según él nadie me conocía fuera de Cuba. Cuando hablaba de su papá y les decía que escribía, la gente respondía que no sabía quién era. Él quiso que su papá se conociera y me propuso publicarlo en Miami. Si el libro ayuda a la comprensión de la cultura más que a ser conocido, se lo deben a él. Y si de paso me conocen más, debo agradecérselo a él. Rodolfo Alpízar Castillo me hizo una entrevista y me preguntó algo parecido: cuatro libros casi míticos, que se buscan en las principales librerías y no se encuentran, una reimpresión, otro con el Premio Nacional de la Crítica, pero el común de los mortales de este país no sabe quién es su autor... Al menos esa es mi percepción. Al parecer, por lo que dicen otros sobre mi persona, debo empezar a preocuparme.

 

MEG: ¿Cómo se le ocurrió la idea de establecer la narración de un recuento histórico a través de dos personajes simbólicos?


NBM: La inquietud surgió después de haber escrito los libros ya mencionados. La pregunta que me hice dio origen al libro Cuba: La Habana y cubanos. ¿Por qué en nuestra historia los asuntos se repiten? En mis investigaciones encontraba que temas como el agua, la corrupción y otros se repetían desde el descubrimiento hasta nuestros días. Cuando comencé a concebir la obra no supuse que resultaría tan difícil y prolongada su conclusión. En algún momento pensé hasta abandonar el proyecto. Para escribir un libro de esta naturaleza requería de mayores conocimientos acerca de la materia y tampoco encontraba la manera adecuada de plasmar en blanco y negro la forma de contarlo. Entonces se me ocurrió lo de buscar dos personajes, Cristóbal y Criollo. Estos dos obstáculos me hicieron dudar. Iba a tientas por un oscuro laberinto sin ver claridad. Pero al final se hizo la luz. Algo conocía sobre el concepto cultura, aunque, en honor a la verdad, ignoraba del todo lo abundante y complicado del contenido. Entendemos la cultura como el legado espiritual y material de nuestros antecesores, aunque haré hincapié en la parte espiritual. En ella se encuentran los valores aprendidos de manera natural. Es la herencia que la persona recibe de la familia y del grupo. Aprende a través de su cultura lo que cree que tenga esa cultura de bueno, verdadero y hermoso. Las prioridades dadas por cada sociedad lo considero lo más importante. Ese concepto de cultura se confunde con instrucción y son dos cuestiones diferentes. Se puede ser analfabeto y tener una cultura. ¿Cómo son los cubanos?, de muchas maneras, porque estamos formados de una mixtura tremenda, hay que enfatizar las características más sobresalientes que son las que nos definen en el ámbito internacional. El choteo, el valor, la amistad. ¿Serán así, o tendrá otras aristas que nos hace avanzar y también retroceder?


MEG: ¿Qué tiempo le llevó terminar el libro teniendo en cuenta que anda por las cuatrocientas páginas?


NBM: Mucho tiempo, si contamos con que tuve que recopilar mucha información de un material que comenzaba a conocer y estudiar.


MEG: ¿Tiene otros planes actuales en cuanto a nuevas producciones literarias? ¿En qué consisten estas, en caso de haberlas?


NBM: Sí, tengo otros planes, como la historia sobre Humboldt 7 ya terminada, la cual se basa en la delación de Marcos Rodríguez de cuatro asaltantes al Palacio Presidencial en 1957. La trama central o hilo conductor de esta historia es alguien que se proclama revolucionario y por venganza termina delatando a sus compañeros. El capitán Esteban Ventura recibió la confidencia sobre los hombres escondidos en el edificio de Humboldt 7, en la ciudad de La Habana, capital de la Isla. Acto seguido, Ventura irrumpió en el apartamento de manera sorpresiva y asesinó al grupo de jóvenes allí refugiado. En la memoria histórica de los cubanos el caso pasó a ser conocido como “El crimen de Humboldt 7”.

Una traición es un acto deleznable desde el punto de vista ético y moral. Desde el prisma literario, la mentira tiene más ingredientes gustativos. Cada vez que fue confrontado por la delación de Humboldt, el delator Marcos Rodríguez evadió el cerco de preguntas. De esto último se puede extraer una conclusión: la razón no solo hay que tenerla sino saberla defender. Marcos Rodríguez no solo refutó con astucia las sospechas sino que con ello obtuvo un beneficio frente a los ojos de los demás participantes. Se agenció la imagen de ser víctima y objeto de persecución por parte del Directorio. Pasó de culpable como era en realidad a “víctima”. Esto trajo entre los concurrentes al drama, beneficios para su persona. Muchos terminaron compadeciéndose de él y de esta forma engañó a casi todos. Los engañados fueron sus propias víctimas.

 

 

No comments:

Post a Comment